Estos Carnavales rurales han sido declarados Bien de Interés Cultural y  Fiesta de Interés Turístico de Navarra.

Son ancestrales, son joyas del folclore popular, son un tesoro del que el Iribarnia te invita a disfrutar el 26,27 y 28 de Febrero.

Durante unos días las fuerzas del mal y del bien se enfrentan en una batalla simbólica en la que la sed de justicia moviliza las iras populares. Cada martes de carnaval se celebra en la Villa de Lantz, el apresamiento, juicio y muerte en la hoguera del mítico y malvado bandido Miel Otxin. Este muñeco de tres metros porta los brazos en cruz, viste blusa estampada, pantalón azul y faja roja, y corona su cabeza un gorro cónico llamativamente adornado.

El Hotel Iribarnia se convierte en lugar de observación ideal al pasar los personajes del Carnaval por delante de la fachada posterior con vistas a la villa.

Asimismo, varios personajes le acompañan en el desfile: Ziripot, hombre bonachón y gordinflón hecho a base de sacos rellenos de helechos, que apenas puede mantenerse en pie; le persigue el Zaldiko, caballo bravío que arremete contra él hasta tirarlo al suelo; los Arotzak portan martillos y tenazas, y corren tras el Zaldiko para herrarlo, y finalmente los Txatxos, con ropajes llamativos y gorros cónicos multicolores y armados  escobas, gritan mientras hostigan a todos los presentes.